La rehabilitación de un deportista incluye la readaptación a la práctica, el cual es un proceso personalizado y multidisciplinario con el fin de preparar al atleta para que pueda volver con su mismo rendimiento después de una lesión.

Primero se evalúa detalladamente al deportista acorde a su mecanismo y área de lesión, se cuestiona cuáles fueron sus factores de riesgo, posibilidades de tratamiento (tiempo, costo, lugar), e incluso si es necesario la interconsulta con otros profesionales como nutriólogos o psicólogos del deporte. Posteriormente se realiza una planeación de tratamiento, la cual se divide en fases para la optimización de resultados.

  • Fase 1: Consiste en un entrenamiento básico que comienza después de sanar la lesión o después de una cirugía para mantener el movimiento del cuerpo y condición física.
  • Fase 2: Al terminar la primera fase sigue entrenamiento para la fuerza general básica y la propiocepción. Esto también ayuda a reforzar el área de la lesión.
  • Fase 3: En esta fase el ejercicio se vuele más específico y se basa en incluir coordinación y más resistencia en el entrenamiento, esto solo una vez que se hayan finalizado los objetivos de las fases previas.
  • Fase 4: Finalmente la última fase es el regreso a la práctica normal y rutinaria del deportista.

A este plan de decisiones se le conoce como ¨Return to play¨, el concepto principal es poder regresar al deportista a su práctica o competencia sin poner en riesgo su salud. Esto dentro de la rehabilitación trae varios beneficios como una atención integral y vigilada, disminución del daño, una recuperación oportuna y el cuidado de la carrera del deportista. Esto es indispensable, especialmente en deportistas jóvenes.

Aunque este manejo incluya diferentes profesionales de la salud, siempre es importante acudir con tu médico del deporte para evaluación y planeación, ya que el llevara la supervisión de este proceso y conocerá los parámetros necesarios a evaluar y tratar dependiendo del deporte que realizas, la intensidad con la que te ejercitas, y tus requerimientos para mejorar tu desempeño.